Samstag, 17. November 2012

Gustav Nagel - Visionario o loco?



El 28 de marzo de 1847 nació Carl Gustav Adolf Nagel como el octavo hijo de una familia de mesoneros en la ciudad de Werben al lado del rio Elba. Después de varios viajes a pie (uno hasta Jerusalén) se compró un pequeño terreno a las orillas del lago más grande y más profundo del estado federal actual de Sachsen Anhalt, el Arendsee. En esa época Gustav Nagel ya había escrito su propia “ortografi” (una ortografía donde por ejemplo todo se escribe en minúsculas). A pesar de varios informes médicos sobre su mente enferma y declaraciones de incapacidad esforzadas por las autoridades locales comenzó a construir su templo.
[El templo de Gustav Nagel en 2012 - Foto: Baldivieso) 
                                                                                                                                              


En el año 1928 Nagel vendió 10.537 entradas a su templo para visitas de todas partes de Alemania, que querían ver su jardín edén y escuchar sus prédicas. Su imagen (Erscheinungsbild) y su intento de vivir en armonía con la naturaleza tras una profunda creencia en dios, sería nada extraño en nuestra época que conoce diferentes modelos de vidas alternativas. En la época del Imperio Alemán (1871-1918) y la República de Weimar (1919-1933) el fenómeno Gustav Nagel fue espectacular – un exótico que toda su vida peleaba con la iglesia y las autoridades públicas. Aun así hasta el gobernador del distrito no pudo evitar que Gustav Nagel también empezara una carrera política. Su partido político deutsch-kristliche folkspartei (partido popular alemán-cristiano – el nombre escrito en su propia ortografía) en 1924 ganó 4.287 votos en las elecciones nacionales.
[Gustav Nagel an los anhos 20 - Foto: societyofcontrol.com]
 
Después de la toma de poder por los Nazis el predicador del Arendsee llegó a la lista de personas non-adaptadas (unangepasste Personen). Cuando en julio de 1943 la Gestapo, la policía secreta, pasó a buscarlo en su jardín edén, el reformador de la vida ya no era nada más que una sombra de si mismo (Schatten seiner selbst). Desde 1933 sufrió varias estadías en la cárcel, prohibiciones de sus acciones, el cierre y el deterioro de su templo y la muerte de su hijo mayor en la guerra contra Rusia. La Gestapo lo llevó directo al campo de concentración de Dachau y poco después a la clínica psiquiátrica de la ciudad de Uchtspringe. Ahí quedó aislado hasta el fin de la Segunda Guerra Mundial. 
["El jardin del Edén" de Gustav Nagel en 2012 - Foto: Baldivieso]



Pero también los nuevos dirigentes comunistas de Alemania oriental interpretaron las ideas alternativas de vida de Gustav Nagel como una crítica a su régimen. Tras el mensaje de paz de Gustav Nagel a los cuatro comandantes de la ciudad de Berlin (en esa época la capital era administrada por cuatro comandantes de Francia, Inglaterra, Rusia y de los Estados Unidos) y dos intentos de coronar a un rey de Alemania, en 1949 otra vez lo llevaron a la clínica psiquiátrica. Tres años después Gustav Nagel murió en prisión a causa de un fallo cardíaco.

Keine Kommentare:

Kommentar veröffentlichen